Mentores, coaches / mejores amigos: ¿Quién son los guías en tu vida? 

Coach de vida - organizacional & Consultora Certificada KonMari™ - Eli Puerta - Well Being Organized por Eli Puerta
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

"Todo el mundo necesita un coach. No importa si eres un jugador de baloncesto, un jugador de tenis, un gimnasta o un jugador de bridge"

Bill Gates

¡Todos hablan hoy de tener un coach o de convertirse en coach! ¡Se ha convertido en el «must», la moda! Como yo estoy también en esa tendencia (tengo varios coaches y me he convertido en coach organizacional yo misma). He decido hablar acerca de mi experiencia personal con mentores y coaches y cómo y por qué se convirtieron en los guias de mi vida.

Mi primer sentimiento sobre el coaching es que el coaching / mentoring es algo «imprescindible en tu vida». En realidad, no es una tendencia o una «cosa de gente rica y famosa». Todos hemos tenido un coach, un mejor amigo o un mentor en nuestras vidas: Mi primer mentor para mi fue mi tío / padrino Diego. Cuando era niña el solía llevarme a viajes increíbles (a solo unos kilómetros de mi casa) viajes que me ayudaron a tener una mente abierta y a ver el mundo de diferentes maneras. Yo solia ver al tío Diego devorando libros en el sofá de mi casa durante horas! y esa costumbre suya se convirtió también en mi propia costumbre. Cuando mi tío se fue a vivir a los Estados Unidos, le pedí que me llevara con él durante un año para aprender inglés y esa experiencia cambió el curso de mi vida. Me propulso hacia el éxito. Gracias a él aprendí muchísimo (todavía lo hago). Él es un ejemplo de cómo podemos aprender y crecer con tan solo seguir las buenos habitos de la gente exitosa. Elegir un mentor en nuestra vida para guiarnos en el camino que estemos recorriendo no es, ni debería ser, una tendencia, una moda. Es ser algo imprescindible, la experiencia de un mentor te ayudará a ganar tiempo. Mi tío Diego solía decir esto: «Me encantaría tener tu juventud con la experiencia que tengo ahora». Creo que la mejor manera de lograr eso es tener un coach / mentor en tu vida. Él fue mi primer mentor y me mostró que puedo tener mentores increíbles a través de libros y de personas extraordinariamente «normales» que llegan a nuestra vida: familiares, maestros, jefes, colegas, amigos.

Mi segundo punto sobre el coaching es que si realmente quieres seguir adelante, si quieres asumir la plena responsabilidad de tu vida, superar los desafíos que la vida te ofrece, entonces debes pedir ayuda profesional:Esto lo aprendí gracias a mi padre: cuando mi madre murió, él no sabía qué hacer con una niña de 14 años que había visto a su madre irse a dormir y nunca más despertarse. Entonces decidió pedir ayuda y me llevó a ver a un psicólogo para ayudarme a superar ese momento difícil. Afortunadamente para mi, esa persona fue un coach increíble, un chamán, alguien con el conocimiento, la sensibilidad y la experiencia en la vida para guiarme. Con él aprendí a ser 100% responsable de mi propia vida, a convertir los problemas en oportunidades, a ser feliz y a agradecer todos los días las cosas maravillosas que tengo, a tener una mente abierta, a pensar diferente, a ir más allá de mis límites, a salir de mi zona de confort. El Me ayudó a sobrellevar la perdida de mi madre para volverme más fuerte, para convertirme en una líder, para ver mis sueños hechos realidad. Después de partir de Colombia para Europa, tuve varios coachs, mejores amigos en mi vida y puedo ver claramente la diferencia entre los períodos de mi vida en los que estuve «sola» (porque me estanque, me perdi y no avance) y los períodos en los que recibí apoyo. Todos tenemos la necesidad de ser humana de sentirnos apoyados para poder lograr todo nuestro potencial y evitar meses, años de frustración y estrés innecesario.

Finalmente, todas los mejores empresarios, deportistas, cantantes, actores, escritores e incluso coachs tienen un coach también. Los coachs también se benefician del poder de tener a alguien que le diga las cosas que necesita escuchar y no las cosas que desea escuchar. La gente con éxito tienen a alguien que los ayuda a mejorar cada día. Tener un coach no es un lujo. Es una inversión, es pensar y preocuparse por la persona más importante de tu mundo: USTED MISMO.

Yo he tenido / tengo los mejores mentores / coaches / mejores amigas en mi vida: Mi tío Diego, mi mejor amiga Claudia (Fundadora de Meditaser, escritores como Richard Bach, cuyos libros me inspiraron, Louise Hay, mis maestros, Marie Kondo, Max Picinnini, Kubo-san the members of my Trinome team of coaches, … and thanks to those mentors, coaches, best friends,  I am able now to live my dreamed life, to learn and grow every day and to help others as well to accomplished their objectives, to go straightforward to their dream life to a life were magic happens every day. So if you have been walking your own way alone, I strongly invite you to think about getting some support, investing in a coach to help you live your dreamed life, a coach to help you to get rid of the unnecessary baggage and to show you how to enjoy and how to live a life that sparks joy.

Cuéntame, para ti quienes son tus Mentores, quienes te han inspirado, ayudado a ser cada dia una mejor versión de ti misma?

Un abracito lleno de amor y energía,

Eli

P.D. Te invito cordialmente a ver este video (en Inglés):  https://www.youtube.com/watch?v=XLF90uwII1k 

Comparta este post con sus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El Método KonMari™

Poner en orden no solo tiene el poder de organizar nuestros hogares, sino también de transformar nuestras vidas al hacer que nos demos cuenta de lo que realmente nos importa...

Leer más »

Colecciones y máscaras: cómo hacer un "balance"

My paternal grandfather was a numismatic (collector of coins), my father was a notaphilist (collector of bank coins) and my mother used to collect dolls. After my mother passed the way 30 years ago, I inherit her dolls collection. My mother had more than 75 dolls. When I was a kid it was really a joy to have a mother that collected dolls, but being in my teenage period and having lost her in an abrupt way, I did not want to keep that collection. So I decided to give them to the kids at the orphanage next to my grandparent’s house.

Leer más »

Suscribirse

Suscríbase con su dirección de correo electrónico para recibir mis boletines y actualidades

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Testimonios de clientes y transformaciones

Lee lo que mis queridos clientes dicen sobre mi trabajo:

Descargue su guía gratuita

Cinco pasos para encontrar tu "propia razón de ser"