Mi nueva oficina en casa : Antes – Durante – Después – El método KonMari™

"La felicidad se encuentra en el camino, no al final del camino"

En mi proceso para convertirme en Consultora KonMari™ y coach, aprendí la importancia que tiene nuestra historia y nuestro pasado. También aprendí a respetar y apreciar el valor de las cosas que han sido parte de nuestra vida. Recordar el inicio de una experiencia o la primera vez que obtuvimos algo es la clave para entender porque hicimos esa compra o vivimos esa experiencia. Personalmente yo creo que todo en esta vida tiene una razón de ser. ¡Para mí, esa es la importancia de recordar el «Antes»!

A partir del momento en el que la experiencia con el objeto y / o la situación comienza, nos enfrentamos a nuestras expectativas versus la realidad, aprendemos a utilizar y a enamorarnos del objeto y / o la situación o simplemente nos enojamos y nos frustramos con este. En la mayoría de los casos nos tenemos que adaptar, hacer cambios, dejar ir viejos ideales, cambiar. Tenemos que aprender a adaptarnos al uso del nuevo objeto o al entorno de la nueva situación. Cualquiera que sea el camino recorrido «durante» este periodo, también es importante para mí porque es gracias a esta etapa que podemos permitirnos aprender y crecer.

Luego, llegamos al período del «después». Terminamos con la experiencia y/o con la utilización del objeto. Alcanzamos nuestro objetivo, terminamos lo que comenzamos. Llegamos al resultado final. Llegamos a ese "Después" para el que estábamos trabajando. La mayoría de las veces, pensamos que se terminó, que ya no habrá otra oportunidad de utilizar el objeto o de revivir la experiencia, pero siempre habrá la oportunidad de comenzar de nuevo. Siempre podremos reutilizar un objeto o darle otro uso. Comenzar una nueva situación. Reinventar la utilidad de un objeto y/o reinventarnos nosotros mismos para convertirnos en alguien más.

Quiero compartir con ustedes un proyecto personal (en el que aplicamos el método KonMari™) que nos aportó muchísima felicidad:

Mi nueva oficina en casa:

Desde hace algunas semanas estoy trabajando tiempo completo como Consultora KonMari™ y coach. ¡Ya no soy consultora de medio tiempo para proyectos de la Unión Europea! Empecé a reinventarme. Hace cuatro años, durante un viaje en Japón redescubrí que mi “Ikigai” era ser coach en organización. ¡Así que en eso me convertí! Trabajando cómo una experta independiente en organización y bienestar. Ahora estoy haciendo el trabajo de mis sueños: ¡ayudar a las personas a encontrar su propio Ikigai! Y lo mejor de todo es que mi oficina principal (cuando no estoy trabajando en la casa/oficina de mis clientes) es mi casa.

Tengo varios espacios en la casa donde puedo trabajar: un escritorio en la habitación de las visitas, el escritorio de mi esposo en la sala, la mesa del jardín (donde trabajo durante el verano). Pero finalmente quería tener un espacio que me hiciera más feliz, un espacio que pudiera verdaderamente llamar "mi oficina".

Además, quería continuar usando mi antiguo "escritorio de secretaria" (que le compre a un colega hace 10 años) como mi escritorio oficial. ¡Utilizar ese escritorio realmente me da mucha felicidad!

¡Así que decidí dejar que mi creatividad saliera a flote! ¡Y Bingo! Encontré el lugar perfecto: ¡La sala de juegos de mis niñas! Esta es la foto de como estaba “antes” del armario donde guardamos los juguetes:

I just moved Clara’s (my 6-year-old daughter) toys to set up my desk in the middle of the closet. The result made me really happy. But I knew I could make the place more fun, more fun. So “during” the time we were arranging the toys for Sofia and Clara, I explained to my husband what paint colour I wanted and then we all started the work together. I was sure that this rearrangement was a great idea because at the same time I was going to resolve a situation that has always been a concern at home: the girls wanted to be next to me. Being together in the playroom allowed me to solve this problem but at the same time it gave me the space I needed to work. The unexpected result is that I can work alongside them without being interrupted!

¡Aquí está Dominique (mi esposito querido) pintando la habitación para mí!

La foto del “después” es la que me hace más feliz, no solo porque representa mi sueño de trabajar como coach en organización, sino también porque recibo las buenas energías de mi escritorio que tanto me gusta, de la sala de juegos de mis hijas, porque puedo ver mi jardín desde mi escritorio y hasta recibir visitas inesperadas (el gato del vecino).

¡Nuestra sala de juego / mi nueva oficina se convirtió en el punto de partida de un sueño hecho realidad! Y un lugar mágico lleno de alegría y felicidad.

Los invito cordialmente a ver las fotos del «antes, durante y después » de algunas de las sesiones de organización que he realizado con mis adorables clientes:

Un cordial saludo,

Eli

Comparta este post con sus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Suscribirse

Suscríbase con su dirección de correo electrónico para recibir mis boletines y actualidades

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Testimonios de clientes y transformaciones

Lee lo que mis queridos clientes dicen sobre mi trabajo:

Descargue su guía gratuita

Cinco pasos para encontrar tu "propia razón de ser"