ikigai

¿Qué estás buscando? Tu propósito de vida. ¿What's Else?

"Lo que buscas te busca a ti"

(Rumi)

Cuando pienso en la pregunta "¿qué buscas?" me viene al instante la imagen de Dory, mi personaje favorito de la película "Buscando a Nemo" y, por supuesto, la respuesta que pienso es siempre la misma: "P. Sherman. 42 Wallaby Way. Sydney".  Qué curioso, ¿verdad?

Esa es la única información que Dory, que tiene una pérdida de memoria a corto plazo, puede recordar. Gracias a esa información todos los personajes de la película pueden encontrar lo más importante para ellos. Gracias a esa información importante que Dory repite todo el tiempo, el final de la película es bastante feliz (no te lo contaré, te invito a verla).

Me identifiqué mucho con Dory (tengo una pérdida de memoria a corto plazo con respecto a las cosas negativas de mi vida, ¡bueno! En realidad es más bien una pérdida de memoria selectiva 🤪). Como ese gracioso pez he estado repitiendo durante años el mismo "mensaje" respecto a mi propósito en la vida. Desde que tengo memoria, he estado repitiendo que mi propósito en la vida es ser una "chispa". Como Dory, en algunos momentos de mi vida, estoy/estuve bastante segura de que ese es el camino que debo seguir y aunque nadie me siga, mantengo mi camino. En otros momentos, también dudo y me olvido de la gorra y voy a una "corriente oceánica" diferente que a veces me lleva a un lugar donde no quiero estar. Cuando me encuentro atrapado en esas corrientes marinas que me hacen dar vueltas y no avanzar, siempre me detengo y vuelvo a hacerme las preguntas adecuadas. La pregunta que me ayuda a mantener el rumbo.

Estas son mis preguntas "clave" que me hago cuando necesito recordar o actualizar mi propósito en la vida, mi Ikigai, mi porqué:

  1. ¿Cuál es mi historia?

Contar tu historia es divertido y un ejercicio fácil. Empiezas contando dónde naciste, hablas de tu familia, de tu infancia, de tus mejores anécdotas de adolescente y de la gente que ha pasado por tu vida (para bien o para mal). Pero contarte a ti mismo tu propia historia es otro ejercicio. Si lo haces con honestidad, no podrás adaptar tu historia al guión de una película de Hollywood. Contarte a ti mismo tu propia historia es un buen ejercicio para recordar tu propósito en la vida. Volver a tu primer recuerdo de la infancia, recordar tus sueños "locos" cuando eras un niño es una de las formas más poderosas de conectar con tu propósito en la vida. Porque es en tu infancia donde conoces sin miedo tu verdadera misión en la vida. Si eres capaz de contarte a ti mismo toda la parte buena y mala de tu historia verás que todos los caminos por los que has pasado están ahí para guiarte hacia lo que siempre buscas: cumplir tu propósito en la vida.

2. ¿Qué está en juego?

Cuando sientes que lo que haces no es importante. Cuando tienes la sensación de que estás perdiendo el tiempo. La mejor manera de tener la "visión global" es tomarse un momento para pensar ¿qué pasará si no hago lo que debe hacer? Si tienes la sensación de que está bien que no es tan mal de hacer sólo "trabajar, dormir y trabajar" está bien entonces. No te voy a juzgar. Sin embargo, si tienes la sensación de que no está bien, o sientes cierta frustración, significa que es importante para ti. Así que empieza a reconocer que hacer lo que se te hace sentir bien, hacer lo que más te gusta y lo que el mundo necesita es la manera de aclararte y de recordar por qué estás aquí, ahora mismo. Reconocer todo lo que has hecho (incluso lo que consideras tonto) es una forma de recordar tu camino. De recordar tu propio por qué.

3. ¿Cómo puedo ayudar?

Todos estamos conectados. De una forma u otra. Apoyarnos unos a otros es la forma más divertida y fácil de conseguir lo que necesitamos. Tratar de ayudar a los demás es una forma de aclarar también mis propias necesidades. No nos damos cuenta del poder que nuestras acciones pueden tener en la vida de otra persona. Una simple sonrisa en la calle puede cambiar el día difícil de una persona. Dar una mano a alguien puede salvar vidas. Cuando nos sentimos perdidos y que nuestra vida está vacía, la mejor manera de encarrilarnos es empezar a ayudar a los demás. Ayudando a otros podemos recordar la oportunidad que ya tenemos en la vida y las cosas increíbles que nos rodean. Quedarnos solos en nuestro rincón, no nos dará la oportunidad de compartir, de crecer y de ser felices. Compartir lo que tenemos, aunque no sea mucho, ¡lo multiplica!

Así que, sigue adelante, como lo hace Dory en la película, aunque sólo recuerdes pocas cosas, sigue buscando tu propósito en la vida, sigue trabajando por él, soñando con él, porque lo que buscas lo buscas tú.

Comparta este post con sus amigos

Soy adicta a …

Addictions occur when you seek to fill an emptiness inside you with something outside of you. Karen Salmansohn. I have to recognize it! I have

Leer más »

Suscribirse

Suscríbase con su dirección de correo electrónico para recibir mis boletines y actualidades

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Testimonios de clientes y transformaciones

Lee lo que mis queridos clientes dicen sobre mi trabajo:

Descargue su guía gratuita

Cinco pasos para encontrar tu "propia razón de ser"